Monasterio Cisterciense Santa María la Real de Villamayor de los Montes -Burgos, España-

Cruz

EN MARCHA

Una hermana guía tu visita a
Nuestro Monasterio
Fin de semana y festivos de 10:45h-18:00h

Entre semana acompañamos grupos
con cita previa en el 947189001

 



sor Aurora-Compartiendo en comunidad

sobre la Encarnación del Verbo (el Hijo de Dios)

A continuación la reflexión de la hermana Aurora, que cada día nos sorprende más con su manejo del español. (Esta hecha una 'doctorcita')

FOTO

MI TRABAJO DE ADVIENTO. Compartido a la comunidad, el 19 diciembre 2014.

TEMA: EL VERBO SE HIZO CARNE Y HABITÓ ENTRE NOSOTROS.

 Con este tema veo el amor de Dios Padre Celestial por el mundo. Dios ha amado al mundo, hasta el punto de enviar a su Hijo Único y amado, para salvar el hombre pecador.
Esta semana me parece a mí que es una semana santa, como la de la Pascua. En ambas pascuas celebramos y meditamos los misterios de la Encarnación y la Resurrección del Señor entre nosotros. ¿Por qué Jesús vino a la tierra? Vino por el amor del Padre por nosotros. Como hemos sido creados a imagen de Dios, Jesús vino a hacerse hombre, en el hombre la Virgen María. Jesús al venir al mundo por el hombre, sabía también que moriría por el hombre.
Que gran amor el de Jesús .Que gran acto de misericordia .El misterio de hacerse hombre, nadie puede entenderlo. Con nuestra fe, que hemos recibido en el Bautismo, creemos en estos grandes misterios.

 Nuestra salvación tuvo lugar por su obediencia y humildad. Enviado por su Padre, Jesús nos trajo la salvación. Todo por María, la mujer del “SÍ”. Su respuesta al ángel Gabriel fue la luz y la puerta de nuestra vida. Pero sobre todo el primer hombre del “SÍ” es Cristo que cumplió una obediencia total al Padre, hasta muerte y muerte de cruz. Cumplió toda la justicia del Padre.
El primer hombre fue no solamente creado bueno, sino también constituido en la amistad con su creador y en armonía consigo mismo y con la creación entorno (CIC nº 375). Y después el hombre pecó engañado por el diablo. Y Dios se enfureció a causa de ese pecado del hombre por su desobediencia. Entonces vio Dios que no es normal que el hombre siga viviendo en este pecado y con su vergüenza. Dios no ama el pecado, pero ama mucho al hombre, ¿por qué?:
“Porque lo creó a su Imagen”. Jesús vino como un hombre. Su Madre María lo llevó en su seno nueves meses como cualquier madre. El nacimiento de Jesús fue una semejanza con el nuestro. El nacimiento de Jesús fue semejante a la nuestra. Para enseñarnos la humildad y la pobreza, Jesús nació como los otros niños sin nada en su cuerpo, en un lugar que la gente no pensaba .Quería nacer en un lugar donde están los pobres pastores obreros.

Su noticia del nacimiento fue anunciada por los pobres. Ese día los pobres pastores oyeron, en voz alta, la palabra de alegría anunciada por los ángeles “GLORIA A DIOS EN LAS ALTURAS Y EN LA TIERRA A LOS HOMBRES PAZ”.

Jesús nació como hombre, lo creyeron tanto los amigos como los enemigos.
Jesús fue crucificado y muerto, lo creyeron los amigos como los enemigos.
Su nacimiento fue el Sacramento entre Dios y el hombre.

En el nacimiento de Jesús vemos la misión del Espíritu Santo. El Espíritu Santo fue enviado por el Padre para santificar el seno de la Virgen María y fecundarla por obra divina. Él que es el Señor que da la vida, haciendo que ella conciba al Hijo del Padre en una humanidad tomada de la suya (CIC nº485)
El Hijo Único del Padre al ser concebido como hombre en el seno de la Virgen María es “CRISTO” es decir, el Ungido por el Espíritu Santo (CIC nº486) Por tanto la vida de Jesucristo ha sido manifestada por Dios, ha sido Ungido con el Espíritu Santo, y con su poder.

Para ser la Madre del Salvador fue llena de todos los dones del Espíritu Santo, a la medida de una misión tan importante. El ángel Gabriel en el momento de la anunciación la saluda a María como llena de gracia. Dios la había preservado del pecado desde su concepción.
Dichosa Virgen María, tú que fuiste preservada de toda mancha de pecado original desde el primer instante de tu concepción.
Por la gracia de Dios María ha permanecido pura de todo pecado personal, a lo largo de su vida (CIC nº 491)

Jesús nació en la humildad de una familia pobre. Unos sencillos pastores, como está escrito en la primera parte, son los testigos del acontecimiento con los ángeles. Por eso toda la Iglesia no se cansa nunca de cantar la Gloria de esta noche de paz (CIC nº 525)
La Virgen María da hoy a luz al Eterno, y la tierra ofrece un sacrificio de la alabanza a Dios. Los ángeles y los pastores Le alaban. Y los reyes magos avanzan con la Estrella, hasta donde estaba el Niño Jesús con las ofrendas distintas, las más caras, para ofrecer al Rey de reyes.

El Misterio de NAVIDAD DEL NIÑO JESUS se realiza en nosotros cuando CRISTO TOMA FORMA EN NOSOTROS.

 Como conclusión:
Damos gracias a DIOS PADRE por su Amor y su Misericordia son eternas.
Damos gracias a JESÚS su HIJO Único que fue obediente al Padre, al venir a salvarnos, a sacarnos de las tinieblas.
Damos gracias al ESPIRITU SANTO que ha derramado sobre la VIRGEN MARIA tantas gracias, al prepararla a esta servicio de la voluntad de Dios. Por eso hemos sido hermanos de Jesús.

Oración a la virgen María.

VIRGEN María, Madre de Dios y de todos los hombres, prepara nuestras almas con tus gracias, para que Jesús tu Hijo pueda encontrar la puerta abierta en nosotras, para que nazca allí. LLÉNANOS del buen celo y de la santa alegría de ser siervas de Dios, de servir a su voluntad como TÚ. Para que seamos durante toda nuestra vida las mujeres del “SÍ” como TÚ. AMÉN.

 IMANA IRADUKUNDA TWESE (en Kirundi, lengua nativa de sor Aurora)  DIOS NOS AMA A TODOS

Sor María Aurora NTIBASHIRINZIGO



« sor Rocío-Compartiendo en comunidad M. Rosario- compartiendo en comunidad »

Monasterio Cisterciense
Santa María la Real


09339 Villamayor de los Montes
Burgos - España
Telf. 947 18 90 01
info@monasteriodevillamayor.com
Recibe nuestro newsletter