Monasterio Cisterciense Santa María la Real de Villamayor de los Montes -Burgos, España-

monasterio

EN MARCHA

Una hermana guía tu visita a
Nuestro Monasterio
Fin de semana y festivos de 10:45h-18:00h

Entre semana acompañamos grupos
con cita previa en el 947189001

 



Experiencia de Madre Lucía en Lurín

Publicado el sábado, 05 de noviembre de 2011

Autor Madre Lucía

FOTOMadre Lucía junto a las reliquias de Santa Teresita

Madre Lucía junto a las reliquias de Santa Teresita

Nuestra hermana Lucía se encuentra, desde el pasado mes de Enero, en Lurín. Su misión es apoyar a las hermanas de la comunidad del Monasterio de Santa María de la SS.Trinidad. Esta pequeña fundación del Monasterio de las Huelgas, poco a poco se abre paso, entre las hermanas mayores que la consolidan y las hermanas jóvenes que se forman en la casa madre, en Burgos (España)para tomar, en su día, el relevo de las fundadoras.
Nuestra querida hermana "misionera" nos comparte la experiencia vivida recientemente con la visita de las reliquias de una joven monja del Carmelo francés,hablamos de santa Teresita del Niño Jesús, doctora de la Iglesia y patrona de las misiones.
Nos unimos al acontecimiento y a la alegría de ver derramar tantas bendiciones allí por donde pasa.

FOTORecepción de las reliquias a la entrada del Monasterio

Recepción de las reliquias a la entrada del Monasterio

 Voy a compartir con vosotros cómo fue el paso de las reliquias de Santa Teresita por el monasterio de Santa María de la SS. Trinidad, en Lurín.

Nuestras hermanas con el Obispo

 

 

 

 

 

 

 

 

Las reliquias de Santa Teresita llegaron a Perú el día 30 de Agosto, y permanecerán hasta el 30 de noviembre, está teniendo un gran éxito. En el recorrido que están haciendo por todo el país, muchos jóvenes y mayores se están acercando al Señor, están teniendo lugar muchas confesiones y mucha oración.

    Aquí, a Lurín, llegaron el día 14 de octubre a las nueve de la noche, las recibieron en   el seminario, luego las trasladaron  a la Catedral. Tuvieron una hora santa hasta las doce,  y luego las volvieron a trasladar al seminario, donde estuvieron toda la noche de vigilia.
   A las seis de la mañana del día 15, en procesión vinieron al monasterio, las recibimos en el patio, muy bien adornado para tal evento, ayudadas  de ‘PAX T.V.’Solemne Eucaristía    El recibimiento fue muy bonito, ya que Las hermanas del  Cenáculo, bailaron una bonita danza de la música, compuesto por hermanas carmelitas para este paso de Santa Teresita por tierras del Perú.
Se  trasladaron las reliquias a dentro de la Iglesia, donde se celebró la Eucaristía  muy solemnemente. Fue presidida por  el P. José Manuel- rector del seminario- acompañado de varios sacerdotes, un diácono y los seminaristas que hicieron de acólitos. Todo resultó muy bonito. La homilía nos resaltó las cualidades y virtudes de Santa Teresita, la confianza en Dios, la humildad, la sencillez y el descubrir a Dios en las cosas pequeñas. Un resumen de su vida.
   Terminada la Eucaristía, a la que asistió mucha gente, se sacaron las reliquias al patio, donde quedaron expuestas para poder orar, pedir,…hasta las tres y media de la tarde. Dejamos las puertas abiertas para que la gente pudiera entrar y salir con libertad. En ningún momento quedaron solas siempre había gente joven y mayor, incluso niños que se acercaban a venerar a la Santa y ha recibir por su intercesión las gracias del Señor.

Nosotras nos preparamos con antelación para este acontecimiento, leyendo  ‘Historia de un alma; nos vino muy bien, para recordar que Dios se fija y elige lo pequeño, lo que no cuenta, para manifestar su poder y su amor. Ella confió plenamente en el Señor. Ella siempre le descubría en las cosas  pequeñas. Vivió una vida de fe, con un amor exquisito en descubrir la mano de Dios en todo; acontecimientos dolorosos- que fueron muchos- y acontecimientos alegres, en todo veía la mano amorosa de Dios Padre. Pero su trato amoroso con Jesús- su esposo- fue exquisito. Toda la lectura fue un acrecentar también nuestro amor a Jesús, un confirmar nuestra vocación de ser en la Iglesia el ”CORAZON”, vivir ocultas dando vida por la oración, el sacrificio,  sobretodo en esa escucha atenta a lo que el Señor nos comunica a través de su Palabra.

Todo ha sido y sigue siendo un recordatorio a vivir en sencillez, en humildad, en confianza y descubrir  el amor de Dios, en el día a día, en las cosas pequeñas.

 Un fuerte abrazo fraterno, Madre Lucía Cubillo




« Nuestra formación- Octubre de 2011 ¡¡¡DIOS SIGUE LLAMANDO!!!-Marzo de 2012 »

Monasterio Cisterciense
Santa María la Real


09339 Villamayor de los Montes
Burgos - España
Telf. 947 18 90 01
info@monasteriodevillamayor.com
Recibe nuestro newsletter