Monasterio Cisterciense Santa María la Real de Villamayor de los Montes -Burgos, España-

Claustro

EN MARCHA

Una hermana guía tu visita a
Nuestro Monasterio
Fin de semana y festivos de 10:45h-18:00h

Entre semana acompañamos grupos
con cita previa en el 947189001

 



sor Bernarda renovó su profesión temporal

El 20 de agosto de 2021

FOTOMadre Carmen y sor Bernarda

Madre Carmen y sor Bernarda

Nuestra hermana Mª Bernarda de la Cruz, además de celebrar su onomástico el día de san Bernardo, también renueva sus votos, pues es el día en que realizó su profesión temporal. En los sucesivos cinco años a la fecha de su profesión temporal, debe ir renovando su compromiso de seguir a Cristo radicalmente en la vida monástica.

Os comparte algo de este tiempo que media entre su profesión temporal y su, cada vez más próxima, profesión solemne.

FOTOBernarda posando a la salida de la huerta

Bernarda posando a la salida de la huerta

LA PAZ A TODOS

+

QUERIDOS HERMANOS Y HERMANAS,
Bien, les comparto un poco cómo ha sido mi experiencia estos últimos meses.
La verdad es que estoy muy contenta y agradecida al Señor, que ha hecho en mí maravillas. El Señor cada día me hace experimentar mi debilidad y mi miseria, le doy gracias por ello, porque cuando soy débil entonces soy fuerte.
El Señor me ha dado la fuerza de su gracia, me ayuda a apoyarme en Él, que es mi roca firme. ¡Qué sería de mí sin Dios! Una vez que el Señor te llama ya no vuelves a ser el mismo de antes, me ha atrapado de tal manera… que me sorprende. Es así, nos sorprende lo que Dios hace con cada uno de nosotros. He experimentado tantas cosas en este tiempo, y todo ha sido para darles gracias, porque todo lo que él permite en vida es para mi bien.

FOTOBernarda con Rosalía

Bernarda con Rosalía

El Señor tiene un plan de salvación conmigo y quiero y deseo seguir colaborando, bueno creo que eso es lo que intento hacer cada día. Aunque ha habido momentos duros, el Señor no me ha dejado nunca sola, me ha tenido siempre en sus manos, es ¡tan Bueno el Señor¡ que no se deja ganar en generosidad. Me ha dado las armas de la oración; cuanto más rezo más tentada soy, porque el demonio no quiero que rece, es así, y la lucha es más fuerte, así es para todos los que militamos en el seguimiento de Cristo. Necesito rezar constantemente para que el Señor controle mis pensamientos. La liturgia de todos los días me alimenta me da fuerza; en la Eucaristía ese pedacito de cielo, es una gracia inmensa el poder comulgar todos los días, muchas veces le digo: «Mi Jesús no soy diga de recibirte, pero tú sí que eres digno de entrar en mí». También poder decirle: «Creo Señor aumenta mi fe, para ver tu amor, que te has dado por mí porque me amas desde la eternidad».
El Vivir en comunión con las hermanas es un regalo más que Él me hace; tener con quien contar muchas veces. Y que el don de cada una nos hace complementarnos unas con otras. Qué delicia convivir los hermanos unidos, en Dios Padre, en Dios Hijo y en Dios Espíritu Santo, viviendo el icono de la Trinidad.

« ¿Cómo pagaré a mi amado todo el bien que me ha hecho?» (cf. Sal 115) La oración me ha mantenido firme en su llamada; porque Dios cuando llama, ¡llama! No hay quien escape de sus manos.

 El que hoy pueda dar mi experiencia es un milagro de Dios, y la oración de cuantos han rezado por mí, por lo cual estoy muy agradecida.

He renovado una vez más mis votos a mi amado, diciéndole una vez más: «SI», con al ánimo de seguir dándome a Él y a mis hermanas; es lo que deseo entregarme sin reservas, SERVIR, amando sin medida con un amor puro; por lo cual el Señor tiene que trabajar mucho en mí, necesito que me siga purificando, pero para eso tengo que dejarle.
Este tiempo ha sido un permanecer en su amor, al pie de la cruz junto con mi madre La Virgen María, pidiéndole y acudiendo mucho a ella que me ha dado a su Hijo para que le ame como Él me ama: Inmensamente. Mi Amado me tiene mucha paciencia, y espero con su gracia tener yo también mucha paciencia incluso conmigo misma. Sin Él no puedo hacer nada y eso lo he experimentado muchas veces. «El amor es fuerte como la muerte». «¿ Quién podrá separarnos del amor de Cristo?» Creo que nada, y lo vemos en la vida de los santos y de los mártires que derraman su sangre por Cristo. «Los santos han llegado al Reino con la palma del martirio y de la mano de Dios han recibido una corona de gloria que no se marchita» (de la Liturgia de la Fiesta de los mártires)

 El Señor aparte de ser monja me ha llamado para ser santa, y eso quiero y le pido a mi Dios que me ayude a ser santa. Que el Señor me conceda fidelidad y perseverancia para vivir íntimamente con Cristo.

El silencio, el estar a solas con Él solo, me ha ayudado a discernir en mi vocación.
«Contempladlo y quedareis radiantes, vuestro rostro no se avergonzará, si el afligido invoca al Señor él lo escucha y lo libra de sus angustias. Buscad siempre al Señor, mientras se le encuentra.»
Sin cruz no hay gloria.

Mucho ¡Ánimo! a todos, no os dejéis seducir por el maligno ni os dejéis robar la GRACIA.

«Él es el más bello de los hombres en sus labios se derrama la gracia». Estad dispuestos a ir a donde el Señor os mande, NO TENGÁIS MIEDO, que Él esta con vosotros todos los días. Buscadle con redoblado corazón. «Fiel es el que os ha llamado y es Él quien  lo hará…»

 Con cariño fraterno,
Sor MARIA BERNARDA DE LA CRUZ
UNIDOS EN ORACIÓN


Renovación Bernarda 20 agosto 21





« Rosalía hizo su profesión solemne

Monasterio Cisterciense
Santa María la Real


09339 Villamayor de los Montes
Burgos - España
Telf. 947 18 90 01
info@monasteriodevillamayor.com
Recibe nuestro newsletter