Monasterio Cisterciense Santa María la Real de Villamayor de los Montes -Burgos, España-

Claustro

EN MARCHA

Una hermana guía tu visita a
Nuestro Monasterio
Todos los días de 10:00h-19:00h

 Estamos incluidas en la "Ruta del silencio", 
en la actual Exposición "EDADES del HOMBRE"

 



Crónica de sor Verónica de su toma de hábito

Publicado el lunes, 10 de junio de 2019

Autor sor Verónica

FOTOSor Verónica posa junto a Estefanía

Sor Verónica posa junto a Estefanía

¡Ave María Purísima!, Soy Sor Verónica del Monasterio de Santa María la Real
de Villamayor de los Montes y os escribo para compartir lo que he vivido en mi Toma de Habito,
que se realizó el día 19 de Enero del presente año.

 A lo largo de estos doce meses de Postulantado fui procurando discernir lo que el Señor
me iba pidiendo concretamente y, como brisa suave, el Señor fue pasando y mostrando
que el camino efectivamente era por aquí y, por eso, a pesar de la resistencia que yo le ofrecía,
Él fue trabajando mi corazón en el tiempo oportuno, para dar el siguiente paso – el Noviciado –
¡y llegó el “tiempo oportuno” el día 19 de Enero!

Mi toma de hábito se celebró a las 1:30 pm en la hora litúrgica de sexta
que presidió el P. Carlos Melero. En este entrañable momento comunitario
yo mantuve un diálogo con la Madre Abadesa, en presencia de toda la comunidad,
en el que ella me interroga sobre mí intención y libertad en este paso.
Yo pedí a la comunidad ser enseñada a seguir a Cristo, por el camino del Evangelio,
según la Regla de San Benito y las tradiciones cistercienses.
A esta petición la Madre Abadesa respondió:
«Que Dios lleve a perfección la obra que ha empezado en ti»,
a lo que toda la comunidad se unió con el Amén.
Luego unos minutos de silencio para orar juntas e intensamente por mí,
y se pasó a la vestición del hábito, signo de conversión y
deseo verdadero de renunciar a la mundanidad que se viste de prepotencia
y vanidad, para dejarme revestir continuamente de Cristo, manso y humilde de corazón.
Cuando fui vestida con el Santo hábito toda la comunidad me acogió con el abrazo de la paz y la alegría fraterna.

 

Este día ha sido para mí un día repleto de gracias, verónica en la huertapero sobre todo un día en el cual el Señor me enseñó
a agradecer profundamente las maravillas que viene
haciendo en mi vida, en la confianza de que el camino es por aquí,
en el silencio del claustro, en la vida de comunidad,
siguiendo las huellas de nuestra Madre Santa María.

Ya son cinco meses desde la toma de mi hábito y
solo puedo decir que estoy agradecida con Dios
por la experiencia que me concede vivir,
por las gracias y dones que me ha otorgado para el servicio de la comunidad,
por hacerme ver la realidad de una vida cristiana, por darme una nueva familia,
nuevas oportunidades. ¡Y lo que me queda aún por recorrer!
También doy gracias a la madre Abadesa y
comunidad por abrirme las puertas a la vida,
gracias a mis hermanas del noviciado,
gracias a mi formadora.

Término diciendo: la vida es desierto pero también es oasis.
«Me has seducido Señor y me he dejado seducir».
En comunión, sor Verónica.



« Video de nuestro Paradisus claustralis Hilaria tomó el hábito »

Monasterio Cisterciense
Santa María la Real


09339 Villamayor de los Montes
Burgos - España
Telf. 947 18 90 01
info@monasteriodevillamayor.com
Recibe nuestro newsletter