Monasterio Cisterciense Santa María la Real de Villamayor de los Montes -Burgos, España-

Claustro

EN MARCHA

 

La comunidad está creciendo

Una ocasión para DAR GRACIAS A DIOS, ALABAR , TESTIMONIAR Y BENDECIR SU NOMBRE

 



Album del ingreso de María

Publicado el martes, 17 de julio de 2018

Autor La cronista

FOTOMaría junto a Anatholie, su nueva compañera en el refectorio

María junto a Anatholie, su nueva compañera en el refectorio

Antes de las primeras vísperas de la Solemnidad de san Benito,
acogimos a un nuevo miembro de la comunidad. 
Al pie de la crónica, incluimos alguna imgen de su procesión de ingreso.

Comenzando desde la puerta de clausura al monasterio,
por el claustro, vamos cantando el salmo 121:
¡Qué alegría cuando me dijeron: Vamos a la casa del Señor...!

Una vez en la capilla, tras una breve presentación ante la madre abadesa,
y bendición del P. Oriol, padre espiritual de María,
todos juntos cantamos
la Salve cisterciense,
a la Virgen de la Asunción que preside el abside, encomendando a la protección de María,
a esta nueva hija, que desea consagrarse a Dios en nuestra "
Escuela de Caridad".

¡Os pedimos que os acordeis de María en vuestras oraciones!  Gracias.

Ella misma os comparte unas palabritas...

FOTOEl P. Oriol acompañando el ingreso de su hija espiritual

El P. Oriol acompañando el ingreso de su hija espiritual

María_rostroMe llamo Maria, soy de Barcelona y tengo 32 años.
Después de haber ido conociendo
el monasterio con estancias en la hospedería,
y de compartir un tiempo de experiencia
con la comunidad,
entré en las vísperas de san Benito.

Hacía ya tiempo que Dios había puesto en mí el deseo
de entregarme del todo a Él,  en el corazón de Cristo
y de la Iglesia,  y en cuanto me fui dejando entrar
por sus tiempos y maneras, me condujo hasta Villamayor,
donde conocí el Císter y una comunidad de hermanas
que compartió conmigo desde el primer momento
toda su sencillez y alegría.
Es poquito el tiempo que llevo, pero me ha ido enseñando que
“para ser toda suya,
no ha de quedar nada para mí”
y me lo va recordando, en la oración, en el trabajo,
a través de la comunidad,
en la Eucaristía... y desde la Cruz del coro,
donde Él mismo me muestra de dónde nace la pureza de ese amor.

A la Virgen le he encomendado este camino, que nos guarde a mí y a cada hermana,
con la mirada fija en Él, y apoyadas sólo en Él.

FOTOP. Oriol a la izquierda, junto al hermano y madre de María, sor Rocío y el P. Alfonso

P. Oriol a la izquierda, junto al hermano y madre de María, sor Rocío y el P. Alfonso

fami_María2




« Sor Leticia renueva sus votos temporales ATENCIÓN TELEFÓNICA DEL MONASTERIO »

Monasterio Cisterciense
Santa María la Real


09339 Villamayor de los Montes
Burgos - España
Telf. 947 18 90 01
info@monasteriodevillamayor.com
Recibe nuestro newsletter