Monasterio Cisterciense Santa María la Real de Villamayor de los Montes -Burgos, España-

Cruz

EN MARCHA

 

La comunidad está creciendo

Una ocasión para DAR GRACIAS A DIOS, ALABAR , TESTIMONIAR Y BENDECIR SU NOMBRE

 



¡Acércate a nuestras raíces!- Lutgarda

monja alemana del s. XII-XIII

FOTO

Ponemos en vuestro conocimiento la obra de Dios en hombres y mujeres que contribuyeron a la consolidación de lo que hoy conocemos por carisma cisterciense.

FOTODibujo realizado por una hermana del noviciado

Dibujo realizado por una hermana del noviciado

“La Amada del Sagrado Corazón de Jesús”

 A la edad de 15 años inicio su vida monástica benedictina en Santa Catalina.
Desde su inicio como postulante en la orden benedictina hacia suyas la palabra de San Bernardo:Amar sin medida.A la edad de 23 años ya la elijen como Priora; sin embargo, aspirando a una vida más retirada por inspiración de la Madre de Dios y por consejo de Juan de Lirán, teólogo, marchó a Aquiria, Monasterio Cisterciense, donde se entregó totalmente a Dios.

Fue favorecida con el abrazo de Cristo y con muchas revelaciones. Llena de espíritu profético y con la fama de muchos milagros, murió este día 16 de Junio en el año 1246.
 Lutgarda había visto el Sagrado Corazón de Jesús, atravesó esa experiencia “cambio de corazones”, según sus biógrafos ocurrió de esta manera:

 Jesús: ¿Que desearías que te diera, Lutgarda?
 La joven monja dio una respuesta que no resulta extraña si recordamos la aparición que cambió su vida.
 Lutgarda, dijo: Señor, deseo tu Corazón.
 ¿Qué quieres mi corazón? – Exclamó Cristo- Soy yo quien desea el tuyo-
 Tómalo- repuso la monja y se llevó acabo el cambio…
 Y ahora en adelante serás llamada la amada de mi Sagrado Corazón.


Más información en la web:

- Santa Lutgarda,


« ¡Acércate a nuestras raíces!-Pacomio ¡Acércate a nuestros orígenes!- Marie Joseph Cassant »

Monasterio Cisterciense
Santa María la Real


09339 Villamayor de los Montes
Burgos - España
Telf. 947 18 90 01
info@monasteriodevillamayor.com
Recibe nuestro newsletter