Monasterio Cisterciense Santa María la Real de Villamayor de los Montes -Burgos, España-

Claustro

EN MARCHA

 

La comunidad está creciendo

Una ocasión para DAR GRACIAS A DIOS, ALABAR , TESTIMONIAR Y BENDECIR SU NOMBRE

 



¡Acércate a nuestra raíces!- beato Cipriano Tansi

Santidad de los que conforman el carisma cisterciense

FOTO

Ponemos en vuestro conocimiento la obra de Dios en hombres y mujeres que contribuyeron a la consolidación de lo que hoy conocemos por carisma cisterciense.

FOTOEl Padre Tansi, siendo joven sacerdote

El Padre Tansi, siendo joven sacerdote

Iwene Tansi nació en septiembre de 1903 en Igboezunu, cerca de Aguleri, en lo que hoy se llama Estado de Anambra (Nigeria). 
Sus padres eran paganos y eran cinco hermanos. Siendo muy joven su padre murió y su madre, viuda, quedó sola para sacar adelante a los cinco niños, confiando a Iwene a la tutela de uno de sus familiares, Robert Orekyie, a la sazón director de la escuela en Aguleri.
Robert era católico, lo cual favoreció que a los 9 años Iwene recibiera el bautismo en la Iglesia católica. Desde ese momento recibió el nombre de Michael, siendo un cristiano ejemplar. Robert su tutor, le gritaba y no era fácil convivir con él. Robert exigía obediencia instantánea pero Michael se tomaba todo con calma y así aprendió a obedecer y a tener respeto y amor por sus maestros.

Estudiaba en Aguleri y los fines de semana los pasaba con su madre. Al parecer siendo muy joven tuvo un accidente mientras jugaba con sus amigos y perdió la vista del ojo izquierdo, pero no se lo comentó a nadie, y al cabo de muchos años fue descubierto. Asistía a misa y pasaba horas en oración en la iglesia, lo cual era motivo de burlas para muchos del pueblo.

Hizo estudios, dedicándose a la enseñanza. Era muy responsable en su trabajo, se esforzaba por que sus alumnos comprendiesen perfectamente lo que les enseñaba. Llegó a ser director de la escuela de Saint Joseph en Aguleri. Michael era un hombre con ojos brillantes y una sonrisa radiante.
En 1922 fallece su madre, aquello produjo un inmenso dolor a Michael, volcó toda su atención en la conversión de sus tres hermanos, quienes llegaron a ser fervientes católicos. También su hermana menor, Obiamma, se convirtió al catolicismo antes de morir; todo esto supuso para Michael una dura prueba a su confianza en la Divina Providencia.
Decidió, con fuerte oposición de su familia y amigos, estudiar su posible vocación sacerdotal. Ellos no entendían que un hombre permaneciera célibe toda su vida.

Michael siempre se mantuvo firme en la decisión de seguir estudiando para ser sacerdote. Ingreso en el seminario Igbariam, en donde el régimen eres muy estricto. Siempre tuvo una tendencia hacia la austeridad, su preparación para el sacerdocio supuso un interminable proceso que duró ¡doce años! Empezó los cursos del seminario menor, donde estudio latín, y otras materias. Cursó tres año de filosofía, durante los cuales impartió algunas clases y ayudó en una parroquia. En 1933 se abrió un Seminario Mayor en la diócesis de Oritsha, con Michael y algunos muchachos como primeros seminaristas. Fueron entrando otros, y entre todos ellos Michael- con 30 años- era el de mayor edad.
Su bondad era contagiosa como era su caridad, lo consideraban como un hombre santo. Es ordenado en diciembre de 1937, el día más grande y feliz de su vida. Entre 1938-1950 ejerce su ministerio en Nnewi, donde trabajo como coadjuntor del P. John Anyugu (después Obispo de Enugu).

En 1940 le fue dada su propia parroquia en Dunukofia, al sur de Aguleri, formada por 22 pueblos. Constituyó una iglesia y una escuela, un presbiterado y casas de huéspedes, construcciones bastantes pobres, manifestando una energía inagotable. Amaba la pobreza y la simplicidad. Le comparaban con San Juan Mª Vianney, el famoso cura de Ars, quien de hecho era el santo de su devoción. Tenía una habilidad para inspirar a los jóvenes la vocación sacerdotal. Godfrey Oheye era un joven seminarista, que tenía muchas dudas acerca de su vocación, acudió a la capilla a orar, allí todas sus dudas desaparecieron tan sólo viendo al P. Michael arrodillado en oración. Ese joven llegó a ser Obispo de Enugu. Al menos 70 sacerdotes salieron de las parroquias donde trabajo el P. Michael.

P.Tansi En 1949 deja su parroquia en Aguleri, urgido por un llamado a la vida contemplativa. El P. Michael llegó a Mount Saint Bernard (Inglaterra) el 3 de julio de 1950 con el Arzobispo Heerey. Al ingresar en este monasterio cisterciense recibió el nombre de Cipriano. Fue perseverante en la vida monástica, orando para que Cister fundara en su patria nigeriana. Llevaba ya varios años de vida monástica, cuando comenzaron a plantearse fundar en su país. Ultimando detalles para partir, tuvieron que hacerlo sin él. Su salud no se lo permitió y falleció en Mount Saint Bernard, mientras hermanos de su comunidad emprendían una fundación cisterciense en Nigeria.

 Fechas importantes en su vida monástica:
8 de Diciembre de 1953- Hace los votos simples.
8 de Diciembre de 1956- Hace la profesión solemne.
20 de Enero de 1964- Fallece de un aneurisma aórtico.
22 de Marzo de 1998- Beatificación por el Papa San Juan Pablo II.


Más información en la web:

- Beato Cipriano M. Tansi

- Beato Cipriano Miguel Tansi


« ¡Acércate a nuestra raíces!- San Antonio Abad ¡Acércate a nuestra raíces!- Roberto, Alberico y Esteban »

Monasterio Cisterciense
Santa María la Real


09339 Villamayor de los Montes
Burgos - España
Telf. 947 18 90 01
info@monasteriodevillamayor.com
Recibe nuestro newsletter