Monasterio Cisterciense Santa María la Real de Villamayor de los Montes -Burgos, España-

Claustro

Restauración del pavimento del claustro- Noviembre & Diciembre de 2014

Publicado el martes, 18 de noviembre de 2014

FOTOFernández-Mardomingo y Calvo conversan con la madre abadesa, Ana Maestre.

Fernández-Mardomingo y Calvo conversan con la madre abadesa, Ana Maestre.

Gracias a Dios, la Junta de Castilla y León dispuso de una ayuda para acometer esta restauración de nuestro patrimonio artístico.

Ciertamente se trata de una primera actuación, que se limitará a la contención del proceso erosivo que viene acusando el pavimento, reparando las zonas más deterioradas. Nos han advertido de que será necesario esperar a otra partida de fondos, para recuperarlo en su totalidad. Pero, ¡gracias a Dios!, que van a poner algún remedio a su paulatina destrucción. Estos últimos años el enchinarrado ha sido muy castigado, dado que la restauración de otro edificio emblemático del entorno, hizo que las palomas del lugar encontraran en el claustro un estupendo refugio, y se han cebado con el claustro.

Dejamos constancia de la noticia aparecida en la prensa de Burgos, el sábado 15 de Noviembre de 2014

FOTOEl enchinarrado de los corredores del claustro tiene curiosas escenas.

El enchinarrado de los corredores del claustro tiene curiosas escenas.

PATRIMONIO

La Junta interviene en el empedrado del claustro de Santa María la Real

El paso del tiempo y la acción de las palomas han provocado que se levanten las chinas del suelo del monasterio, caracterizado por una rica simbología espiritual, animal y humana

 • El delegado territorial visitó ayer a la comunidad cisterciense y comprobó el estado de los trabajos que lleva a cabo la empresa Artyco con una inver­sión de 22.000 euros.

VILLAMAYOR DE LOS MONTES Aunque comúnmente se conoce como empedrado, su nombre técnico es enchinarrado. Estamos hablando del suelo del siglo XVI del claustro del monasterio cisterciense de Santa María la Real de Villamayor de los Montes. El paso del tiempo y la acción de las palomas va provocando el levantamiento de los chinas o guijarros que se extienden a lo largo de una superficie de 330 metros cuadrados, conformando distintas y curiosas es­cenas que se agrupan temáticamente en las cuatro pandas o corredores que conforman el perímetro claustral: la espiritual, la corporal, la animal y la social.
 Ahora, la Junta de Castilla y León ha adjudicado las obras para restaurar este suelo enchinarrado a la empresa Artyco, de Vitoria, que desde hace un par de semanas se afana en colocar las piedras de hasta ocho colores, en su sitio. Es un trabajo sencillo, pero meticu­loso y que han facilitado las mon­jas del monasterio, ya que cada vez que un trozo del paño se levanta­ba, amontonaban las chinas y así. los expertos profesionales saben las que corresponden a cada uno de los lugares donde están interviniendo. Tras este trabajo que aún se prolongará otras dos semanas, las figuras de animales, las escenas de caza, escudos, motivos florales, juegos de dama... volverán a verse en toda su dimensión.

Ayer, el delegado territorial de la Junta, Baudilio Fernández-Mar-domingo aprovechó su viaje a la localidad y, tras entrevistarse con el alcalde, Eugenio Calvo, ambos se acercaron al monasterio de la orden del Císter para ver in situ los trabajos. Él mismo explicaba el proceso que consiste en levantar el espacio donde faltan los cantos rodados, en dejarlo limpio para echar después una cama de mor­tero sobre la que se vuelven a co­locar las chinas en su lugar, recu­perando así las figuras diseñadas hace seis siglos en estos suelos.
La madre abadesa Ana Maestre, agradeció al delegado territorial que la Junta haya tenido en cuenta la petición de la comunidad, que se había transmitido hace cuatro años a la consejera de Cultura en el transcurso de su visita a la abadía, en la que viven 18 religiosas. La Junta ha podido ha­bilitar una partida de 22.000 euros para mejorar el suelo enchinarrado del espléndido claustro.
Hace 10 años se realizó una im­portante obra de restauración de todos los exteriores; interiormente, el monasterio está bien, con la excepción de una escalera de caracol que se está deteriorando.

 

 




« Crónica del encuentro- Julio de 2014 Crónica del encuentro- Noviembre 2014 »

Monasterio Cisterciense
Santa María la Real


09339 Villamayor de los Montes
Burgos - España
Telf. 947 18 90 01
info@monasteriodevillamayor.com
Recibe nuestro newsletter