Monasterio Cisterciense Santa María la Real de Villamayor de los Montes -Burgos, España-

Claustro

EN MARCHA

 

La comunidad está creciendo

Una ocasión para DAR GRACIAS A DIOS, ALABAR , TESTIMONIAR Y BENDECIR SU NOMBRE

 



Crónica del encuentro- Julio de 2014

Publicado el lunes, 04 de agosto de 2014

FOTOSor Presentación y Antonio

Sor Presentación y Antonio

Crónica del Encuentro de  la Familia Cisterciense de Santa María

Asistentes: César, Antonio, Ignacio, Olga, Tina, También asisten como observadoras Isabel, Mª Carmen y Esther.  A Mari Sol y Loles, les echamos de menos pero no han podido asistir.
El Padre Carlos predicó 3 meditaciones espectaculares sobre la I Carta de San Juan resaltando la diferencia entre el “amor” y el Amor de Dios y   la Comunidad – Comunión en nuestro camino laico cisterciense como vivencia y reflejo de este Amor. Como siempre la riqueza y profundidad de la predicación nos alimentarán durante los meses que tardaremos en volver a reunirnos.
Siguiendo las reflexiones sobre los valores laicos cistercienses extraídos  del texto Identidad Laica Cisterciense (Huerta 2008),  en esta ocasión se presentaron las reflexiones individuales sobre “Oración y Alabanza” que suscitaron un rico y profundo diálogo.  Queda solamente el valor de “la alegría” para concluir estos trabajos.
Este Encuentro ha tenido un clima especial pues, por diversos motivos,  el anterior se tuvo que suspender y hacía mucho tiempo que no estábamos juntos. El hecho de haber estado tanto tiempo sin vernos ha hecho aflorar en todos diferentes sentimientos y por primera vez hemos abierto el corazón para exponer nuestras ilusiones y preocupaciones buscando entre todos soluciones y respuestas en un clima de amor fraternal.

 También ha tenido la oportunidad de comentar nuestra reciente celebración del Encuentro Internacional de Lourdes en el que se ha resaltado la centralidad de la comunidad en nuestra vocación laica cisterciense. Este soplo de aire fresco que ha sido Lourdes ha producido en nosotros un mayor deseo de “ser” y que se materializado en un mayor deseo de "hacer", las siguientes propuestas:

 - Encuentros laicos. Revitalizar nuestros lazos fraternos a base de aumentar el número de encuentros, y aun en la distancia, crear vías de comunicación que fortalezcan nuestros vínculos. Para ello seguiremos con la estructura de tres Encuentros prioritarios de fin de semana al año  (cada cuatro meses) y también intercalar encuentros de una sola  jornada que llamamos "Ven y veras" , para difundir a los cuatro vientos nuestro carisma cisterciense y nuestro amor a este Monasterio.

 - Travesía de Agosto. También se ayudar a la comunidad con la Jornada del 22-23 de agosto. Esta travesía no es más que el reflejo del mensaje "todos somos evangelizadores" que nos ha lanzado el Papa Francisco y dar así a conocer las maravillas de Dios y el testimonio vivo de una comunidad monástica en el siglo XXI.

 - Pagina web. Renovar y dar mayor movimiento a la parte de los Laicos Cistercienses en la Web de nuestro  monasterio.

 - Formación.  Siguiendo el nuevo documento aprobado por unanimidad en Lourdes 2014, Declaración de la Formación de Laicos Cistercienses, vamos a elaborar un programa de Formación Inicial para las personas que quieran empezar un camino espiritual junto a nosotros, y también una línea de Formación Continuada para todos.

 - Nuevos hermanos. Para acompañar a nuestros nuevos hermanos que se van incorporando a comunidad, fomentar el uso de nuestro  “Costumbrero”  que tan de ayuda es.
Por último felicitar a la hermana Tina, elegida en Lourdes como una de las tres miembros de la Comisión Internacional donde nos representará magníficamente,  Enhorabuena Tina y siempre gracias!
Empezamos este nuevo ciclo con renovadas ilusiones y una esperanza cierta de caminar juntos por un camino  al que hemos sido elegidos, llamados y unidos por Dios
.
Empezamos este nuevo ciclo con renovadas ilusiones y una esperanza cierta de caminar juntos por un camino  al que hemos sido elegidos, llamados y unidos por Dios.

 “Si Dios no construye la casa,
En vano se cansan los albañiles;
Si Dios no guarda la ciudad,
En vano se vigila los centinelas.

 Es inútil que madruguéis,
Que veléis hasta muy tarde,
Que comáis el pan de vuestros sudores:
¡Dios lo da a sus amigos mientras duermen!

La herencia del Señor son los hijos;
Su salario, el fruto del vientre:
Son saetas en manos de un guerrero
Los hijos de la juventud.

Dichos el hombre que llena
Con ellas su aljaba:
No quedará derrotado cuando litigue
Con su adversario en la plaza.
Salmo 127

 Señor, sin ti no podemos hacer nada. . . pero contigo lo podemos TODO.  ¡Sé tú el constructor de nuestra Familia Cisterciense de Santa María!

 

 



« VISITA A UNA COMUNIDAD HERMANA Restauración del pavimento del claustro- Noviembre & Diciembre de 2014 »

Monasterio Cisterciense
Santa María la Real


09339 Villamayor de los Montes
Burgos - España
Telf. 947 18 90 01
info@monasteriodevillamayor.com
Recibe nuestro newsletter