Monasterio Cisterciense Santa María la Real de Villamayor de los Montes -Burgos, España-

Cruz

EN MARCHA

 

La comunidad está creciendo

Una ocasión para DAR GRACIAS A DIOS, ALABAR , TESTIMONIAR Y BENDECIR SU NOMBRE

 



ENCUENTRO INTERNACIONAL DE LAICOS CISTERCIENSES

Por Madre Presentación de Villamayor y Antonio Capilla, laico

FOTOCRÓNICA COMPARTIDA DEL VIAJE A LOURDES-JUNIO 2014

CRÓNICA COMPARTIDA DEL VIAJE A LOURDES-JUNIO 2014

En Lourdes, éramos arropados en este Santo lugar, por el manto de nuestra Madre, la Virgen María; una familia creciente de laicos cistercienses, a la que acudieron cerca de 90 laicos y monjes/as. Hombres y mujeres de toda edad, raza, lengua y nación” (AP. 4-11) Tres grupos lingüísticos (francófono, anglófono e hispano) pero una sola lengua, la del amor a Cristo, "el camino, la verdad y la vida". Nuestra comunidad representada por la M. abadesa presidente de la Congregación: Angelines de Frutos Sor Presentación, Marisol y Antonio.

Nuestro grupo hispano, estuvo además representado por varios hermanos mejicanos de la Fraternidad de la Virgen de Curutarán, y los hermanos de Santa María de Huerta, Santa María de La Oliva, San Pedro de Cardeña, San Clemente de Sevilla.

FOTOsor Presentación nos cuenta parte de su experiencia:

sor Presentación nos cuenta parte de su experiencia:

Sor Presentación:

Estamos viviendo unos momentos muy trascendentales tanto para nosotros, como para el futuro, ya que son muchos los que se van incorporando en esta milicia. La comunidad crece y crece, aunque surjan dificultades, ¡animo hermanos, estamos en manos de un buen PADRE! señal que es Obra suya!
¡Claro que no faltan notas disonantes!, pero al igual que en la música, se resuelven favorablemente con una nota de floreo que termina dando esplendor y belleza a la “pieza acabada”.

 Mi experiencia personal: Llegué a Lourdes con M. Angelines a las 7,30 h. Seguidamente llega Marisol con dos laicos de Cardeña. Una acogida fabulosa por parte de todos. Nos dieron habitación, y ¡Qué regalo!; enfrente de mi ventana estaba la Gruta de la Virgen de Lourdes.

grupLos hermanos Laicos de Cardeña nos invitaron, a Marisol y a mí, a dar una vuelta por Lourdes, ya que al día siguiente teníamos tarea. Pese al cansancio, aceptamos gozosas, ya que ellos conocían muy bien todos los rincones. ,-la M Presidente, Angelines de Frutos, ya se había ido a descansar-
¡De sorpresa en sorpresa! Se hizo de noche, y a 30 metros de la Residencia de la Asunción, un caminito muy estrecho y tortuoso; una pradera toda verde, pero con una pendiente impresionante, que yo no conocía, ni se veía apenas. Además había llovido un poco. Yo no sé explicar cómo fue, ni lo que ocurrió, el caso es que yo resbalé y bajé ”volando” hasta el final del camino, que estaba lleno de cantos. Llegué antes que ellos, claro está. ¡ Vaya susto que se llevaron los pobres! Yo no; pues no me enteré de nada. Todo un símbolo y una lección para mí. La Virgen-como el Señor a S. Pablo-me derribó del ‘caballo de mi soberbia’. “Hala, espabílate, Presen”. Y ví una luz preciosa –de lámpara divina; y ví a Jesús glorioso brillar con lumbre viva(Esto lo cantamos en completas el domingo).

Necesitaba conversión, purificación, se lo pedí con sincero corazón a la MADRE y Ella me escuchó. Ya el E. Santo me hizo una buena “removida” en Pentecostés. Tenía que venir a Lourdes de todas, todas. La alegría de la conversión, la podemos vivir en cualquier momento, y de la forma más inesperada. Bajé a la Gruta, aunque mis hermanos lo consideraban una imprudencia, pero no pasó nada. !Bueno, sí, pasaron tantas cosas! .PUDE LAVARME CON EL AGUA DE LA GRACIA que manaba de la Gruta, bajo sus plantas, y me sentí purificada y perdonada, -solo por dentro, ya que el hábito… (podéis imaginaros) ¡Gloria al Señor! Estas cosas entre Él y yo. Volví a recorrer el camino con una escolta de “cardenales”-menos mal que no se hicieron visibles-.

 “Con la alegría buscada, está la alegría ofrecida. La Virgen no promete la felicidad para este mundo, sino para el Otro”. La verdadera alegría es realista y perseverante. También la conversión ha de ser cotidiana y perseverante. Os pido oraciones para que así sea. GRACIAS.

Presentación del “canto rodado”

 Al día siguiente, sábado, la Eucaristía de apertura en la Gruta de Lourdes, presidida por el Obispo de la Diócesis. Muy emocionante. Los cistercienses casi en primeras filas. Estaba toda la plaza que no cabía ni un alfiler, pero con una fe y silencio impresionantes. Filas interminables de enfermos de todo tipo.
El martes 17 de Junio, visita a la Abadía de Sainte-Marie d.C. Désert, para conmemorar la muerte del  Beato Marie-Joseph Cassant. Conferencia sobre su vida, modelo de consagración y gran devoción al Sagrado Corazón de Jesús y una santa misa (y que misa), de esas que no se olvidan.

      A las 7 de la mañana, salimos en dos autocares. El paisaje era precioso, con 2,30 h de camino. El P. Abad y los laicos nos recibieron fraternalmente. Antes de comenzar la Eucaristía pasamos a rezar un rato ante la Cripta del santo.
La comunidad cuenta con 14 hermanos de diversos países; la mayoría franceses. En el noviciado tienen un belga, un coreano y un keniata.
Después de la solemne Eucaristía, presidida por el Obispo bajamos nuevamente a la Cripta procesionalmente cantando las letanías.
La comida al aire libre, preparada y servida por un catering; no podía ser de otra forma. El Obispo se incorporó a la comitiva, pasando por todos los grupos, interesándose por nosotros. Hablaba italiano, y era de fácil comprensión; muy paternal y cercano. En los postres se acercó a nuestro grupo con una hermosa bandeja de fresas y comiendo con todos.

Después de la comida, visita cultural al monasterio, titulada: El camino de la felicidad, toda la vida y lugares donde vivió y murió el beato José Cassant. Todo precioso y emocionante.

Hasta aquí nuestra hermana Presentación, y seguimos con más detalles…

 

 

FOTOLe toca el turno a Antonio para contarnos algo...

Le toca el turno a Antonio para contarnos algo...

Antonio:

Tras largas pero felices jornadas de trabajo hasta las tantas, e inspiradas sin duda por el Espíritu Santo, las tres comisiones de trabajo, divididas según los grupos lingüísticos, trabajamos en la redacción de un documento: "El camino Espiritual del Laicos Cistercienses" felizmente aprobado por unanimidad; una síntesis de nuestra vocación como Laicos Cistercienses.
Un  camino de reflexión sobre nuestra identidad comenzó en Huerta (2008), se continuó con un análisis sobre cómo debería ser nuestra formación en Dubuque- EEUU (2011), y que ha concluido con la  "Declaración sobre la Formación de los Laicos Cistercienses".  Dichos documentos, como no podía ser menos, fueron discutidos de manera abierta y fraternal, y finalmente votados en Asamblea plenaria, aprobados por unanimidad.También aprobamos las cuentas 2011-13, y elegimos democráticamente a los nuevos miembros de la Comisión Internacional, providencialmente representados por Tina, iniciadora de nuestra Comunidad de Laicos. Se respira un clima de fraternidad, de enriquecedor intercambio de ideas y propuestas entre hermanos de distintos países, con distintas culturas pero con un espíritu de querer ser testigos del Evangelio en el mundo, iluminados por la tradición cisterciense, encarnada por los monjes y monjas, con el regalo providencial de sentirnos acompañados por ellos en este Encuentro y en el día a día.

El jueves, una charla inspiradora del sabio Abad Armand Veilleux, a quien tanto debemos la Familia Laica cisterciense en su apoyo a la Comisión Internacional. Una frase suya que resume tanto... "...Nosotros sólo somos guardianes del CARISMA. Este carisma sólo pertenece a la Iglesia, y que con la inspiración del Espíritu Santo se manifiesta de una nueva forma: LOS LAICOS CISTERCIENSES..."

Cada día, la Liturgia de las Horas y la Santa Misa en un idioma, y el Jueves, todos juntos, en la Procesión de la velas como unos peregrinos más de este grandioso santuario mariano que es Lourdes.
antoni-contextoDespués, en esa línea de diálogo franco, se planteó la necesidad de crear unas ciertas normas que regulen las relaciones entre Comunidades monásticas y laicas, la participación y/o incorporación de nuevas fraternidades a la Asociación, a los encuentros internacionales,...Es parte tediosa pero necesaria para un crecimiento "sostenible" y que se sintetiza en palabras de Don Armand (a veces hay que fijar unas normas para las pequeñas cosas menos importantes, y así liberar el espíritu para las cosas "importantes"). Dura tarea que tendrá el Comité, para redactar este documento en nuestro próximo encuentro dentro de tres años.
Mientras tanto Sor Presentación dejaba nuestro pabellón altísimo, con su constante simpatía y su don de lenguas, haciendo amigos en los tres continentes. Con ella, nos internacionalizamos y pasamos a ser ‘VilleMajeurdes Montagnes’ y ella ‘SisterPresentation’.El Viernes, el regalo de la presencia del Abad General de la Orden Cisterciense OCSO, Don Eamon Fitzgerald, para clausurar este encuentro. A él le pudimos elevar nuestras preguntas e inquietudes, y salimos con la alegría de saber que nuestro documento del "Camino Espiritual de los Laicos Cistercienses" será llevado al próximo Capitulo General. Tuvimos la ocasión de charlar con él, e invitarle a nuestro modesto Monasterio y pedimos al Señor, que la presencia de Don Eamón en el próximo C.G. ocso influya en la consolidación de este hogar espiritual entre las comunidades monásticas y laicas cistercienses, como ya ocurre en el nuestro de Villamayor.
La vuelta, que como siempre cuesta, toda una odisea. Al salir de Lourdes se enciende el panel del coche, amenazando avería seria del motor...avanzaban los kilómetros sin solución y con la amenaza de pedir una grúa de rescate. Sor Presentación, se lo imaginaba muy divertido: subida en una grúa, saludando y despidiendo a todos los africanos que venían detrás de nosotros, ¡Que humor! (y que no nos falte nunca). “No podemos caminar”. Nadie nos daba solución, pues todos los servicios estaban cerrados por ser sábado. En unos momentos sin pestañear propuso unirnos a la Comunidad en oración a la hora de Sexta, y así hicimos. La segunda Antífona, "Nuestro auxilio es el nombre del Señor...que hizo el cielo y la tierra..." (Sal 123). No hizo falta más, el coche volvió a funcionar perfectamente, comimos al borde del mar y felices, volvimos cantando y alabando al Señor.
Precioso final para un viaje intenso y maravilloso. Antonio Capilla

Al final podéis ver una pequeña selección de fotos, y como colofón de este compartir os incluimos la ...

 Declaración sobre la Formación de Laicos Cistercienses

reuniónIntroducciónReconocemos la necesidad de una declaración común sobre la formación de los Laicos Cistercienses, respetando la autonomía de cada comunidad. Esta formación es necesaria en el marco de la edificación de la identidad laica cisterciense, tal como fue adoptada en Huerta 2008.
Es fundamental distinguir la diferencia entre "formación" y "programa de formación."
La verdadera formación se realiza por medio de un proceso de conversión de vida. La apertura a esta formación, bajo la inspiración del Espíritu Santo, es expresión del deseo de encarnar los valores cistercienses.
En el marco de esta Declaración, cada comunidad desarrolla su propio programa de formación.

ContenidosEntre los contenidos fundamentales para ser conformados a Cristo según el carisma Cisterciense, destacamos los siguientes:

  • Lectio Divina
  • Regla de San Benito
  • Patrimonio cisterciensea
  • Oficio Divino (Liturgia de las Horas)

Incorporando estos elementos en nuestras vidas, nos abrimos a la gracia transformadora del Espíritu.
Los contenidos del programa formación serán adaptados a las circunstancias y necesidades concretas tanto de la comunidad en su conjunto como de sus miembros individualmente, siendo fundamental una formación cristiana de base.
Es importante subrayar que tienen valor formativo: la comunidad laica en sí misma, la relación de filial entre el grupo de laicos y el monasterio, el ejemplo ofrecido por la comunidad monástica, así como la corresponsabilidad de las dos comunidades, laica y monástica, de ser expresión viva del carisma cisterciense.
Una de las funciones de la Asociación Internacional de las Comunidades Laicas Cisterciense es animar a las diversas comunidades asociadas a compartir sus recursos formativos, facilitar encuentros, intercambios, foros, conferencias, documentos, páginas Web y otros medios.




« Crónica de los Ejercicios espirituales- Julio de 2013 ¿Qué escriben nuestros laicos sobre La oración? »

Monasterio Cisterciense
Santa María la Real


09339 Villamayor de los Montes
Burgos - España
Telf. 947 18 90 01
info@monasteriodevillamayor.com
Recibe nuestro newsletter